Ellos son Pedro y María del Mar, una pareja que me ha llegado a lo más profundo.

Realizamos su postboda en Altea, Alicante, y poco más puedo añadir sobre ellos.

A lo largo de mi etapa como fotógrafa tengo la suerte de conocer continuamente personas nuevas, y no sabéis todo lo bueno que me han aportado ellos.

No solo capto momentos, me lleno de ellos y eso, eso es lo que más me gusta de mi trabajo.

 

Comparte esta historia
Volver al portfolio